Parque Natural Cantalao Precordillera

[ssba]

La ciudad de Santiago se ubica en un valle rodeado de montañas, quebradas y ríos, ideales para planificar nuevos espacios verdes públicos en zonas de transición entre la urbe y las áreas naturales. Un ejemplo de ello, son los parques que se han desarrollado en el piedemonte de la cordillera de Los Andes y en los cerros isla asociados al mismo contrafuerte cordillerano. Estos invitan a la comunidad a ampliar su visión sobre la montaña, más allá de considerarla un telón de fondo, y a descubrir su enorme riqueza como espacio de extensión para la infraestructura verde urbana. Inserto en ese grupo de parques está el Parque Natural Cantalao Precordillera (PNCP), el cual comprende un área de 37,5 ha aproximadamente. 

Actualmente, el parque es administrado y gestionado por la Asociación de Municipalidades Parque Cordillera (APC), a quienes el terreno fue cedido en comodato por parte del Comando de Bienestar del Ejército (COB), dueños del terreno.

Entre 2016 y 2018, el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) -a través del Fondo de Protección Ambiental (FPA)- lanzó a licitación tres proyectos para desarrollar un gran Centro de Educación Ambiental en este parque, considerando y sacando provecho de los atributos del paisaje precordillerano, y generado la infraestructura necesaria para apoyar el programa de educación, donde parte del desafío era rehabilitar las instalaciones preexistentes en este lugar, vestigio de los años en que el Ejército usó el terreno para el almacenamiento de municiones y caballerizas.

Los tres proyectos fueron adjudicados por Fundación Cosmos, y en base a ellos se elaboró el plan maestro y el plan de infraestructura del parque; donde se habilitó la infraestructura preexistente en el lugar; se elaboró un programa de educación ambiental y un plan de gestión para la sustentabilidad del parque; y, finalmente, se diseñó y construyó una zona con obstáculos y desafíos que sirve de apoyo a las actividades de educación ambiental.

Desde Fundación Cosmos, el principal objetivo para el Parque Natural Cantalao Precordillera se enfocó en implementar un Centro de Educación Ambiental, que -además- fuera un escenario natural idóneo para conocer y admirar el singular bosque nativo mediterráneo de la zona central. Un lugar que fomente y propicie la Educación en la Naturaleza o Educación al Aire Libre. Para esto, la infraestructura del centro se desarrolló priorizando la reutilización y habilitación de las edificaciones preexistentes (caballerizas, polvorines y galpón) que habían sido utilizadas en el pasado por el Ejército, concentrando en ellas las unidades de administración, servicios, recepción y Educación Ambiental a desarrollarse en espacios interiores.

En una primera etapa se avanzó con el diseño y ejecución de la infraestructura para el Centro de Educación Ambiental Parque Natural Cantalao Precordillera, lo que implicó la recuperación y/o acondicionamiento de algunas de las instalaciones existente. Posterior a esta etapa, continuamos con el diseño y ejecución de un parque de desafíos al interior del parque, el que fue terminado en su primera fase: cuerdas bajas; y en una segunda: cuerdas altas.

Esta etapa del proyecto presentó infraestructura para desarrollar actividades al aire libre, compuestas por una serie de desafíos físicos y mentales que buscan fomentar el trabajo en equipo y el liderazgo. Los elementos de cuerdas bajas se enfocan hacia el trabajo en equipo. Mientras que los elementos de cuerdas altas se orientan hacia el individuo y buscan enfocar las capacidades para resolver retos, toma de decisiones y liderazgo.

Historia Parque Natural Cantalao Precordillera 

En 1922 el Gobierno de Arturo Alessandri determinó la construcción de seis grandes polvorines en el Fundo San Luis que el Ejército tenía en la precordillera de la comuna de Peñalolén, para almacenar explosivos, armas y municiones. Con el tiempo, en el lugar también se habilitaron caballerizas, miradores y otras estructuras en apoyo a la función militar. Sin embargo, el sitio gradualmente dejó de prestar esos servicios y el año 2004 cesó definitivamente esa función, dejando las infraestructuras como testigos del uso que tuvo el recinto en el siglo pasado.

Ese mismo año, tras la gestión de la ONG Defensores del Bosque Chileno y de Fernando Castillo Velasco, entonces alcalde de La Reina y presidente de la Asociación de Municipalidades de la Zona Oriente de Santiago – Protege (actual Asociación de Municipalidades Parque Cordillera), el Ejército de Chile cedió estos terrenos a la comunidad, para que allí se implementara un Centro de Educación Ambiental, utilizando los polvorines aún existentes. Este acuerdo fue firmado por Adriana Hoffmann, coordinadora nacional de Defensores del Bosque Chileno; el general Miguel Trincado, general de la brigada C.A.A; Fernando Castillo Velasco y los

Bajo el liderazgo de Defensores del Bosque comenzó a desarrollarse el primer proyecto para crear un Centro y Programa de Educación Ambiental y Formación Integral en esta área que, entonces, recibió el nombre de Parque Natural Cantalao Precordillera.

Polígono del terreno del Parque

Menu