Programa de Acción Comunitaria

La protección y conservación de un ecosistema como este humedal sólo es posible si las comunidades locales se involucran y comprometen con ese objetivo y ello, a su vez, se logra trabajando juntos en el cuidado y restauración del lugar.

Limpieza de playa y parque

Uno de los factores cotidianos que deteriora el ecosistema, y en particular el hábitat de las aves, es la basura. Llega a la playa, a orillas del estuario y a los pajonales por la acción de las marejadas, las crecidas del río Maipo y las personas que dejan sus desechos en el lugar. Por esto, las limpiezas frecuentes son de suma importancia para la conservación del humedal, y la participación de la comunidad es fundamental para que éstas sean viables.

Plantación participativa

El Programa de conservación del humedal implica la restauración de las áreas degradas, a través de medidas como la forestación con especies nativas o la limpieza de plantas invasoras, en las que la participación de la comunidad juega un rol fundamental.

Anfitriones ambientales 

Suele decirse que el futuro de una nación son los niños y jóvenes, pero nosotros creemos que también lo son los adultos mayores. Ellos pueden cumplir un rol fundamental frente a la protección de ecosistemas costeros como este humedal, transmitiendo el conocimiento y valoración del patrimonio natural, y promoviendo los cambios conductuales que debemos asumir para evitar la destrucción de estos ecosistemas.

En ese contexto es que en noviembre de 2019 nos sumamos a la iniciativa promovida por el proyecto “Nuestras Manos, Sus Alas” para organizar en conjunto el programa “Vigilantes Ambientales del Humedal Río Maipo”,  a través de la cual se invitó a los adultos mayores de la comuna de Santo Domingo y otras localidades cercanas, a ser agentes activos en la protección de este ecosistema.

 

Menu