27 de octubre 2020
Devolución de diagnóstico
julio 2020
Inicio diagnóstico social
Abril 2021
Inicio de obras de la primera etapa.
Agosto 2021
Fin de obras e inauguración de primera etapa.

Hospital Barros Luco

Ubicado en la comuna de San Miguel, el Hospital Barros Luco Trudeau es uno de los establecimientos públicos de salud más grande y de mayor complejidad del país, el cual atiende hoy en día a una población cercana a 1.500.000 personas.

Su construcción se inició en septiembre de 1911, en una ceremonia encabezada por el presidente Ramón Barros Luco. Seis años más tarde se terminó la primera edificación correspondiente al Policlínico, donde se atendían las especialidades de Medicina, Cirugía y Ginecología. Desde entonces, comenzaron a sumarse progresivamente distintas infraestructuras para ampliar su cobertura y albergar a más pacientes: Servicio de Maternidad (1925), Farmacia del Policlínico (1935), Unidad de Urgencia (1936), Hospital Trudeau para tuberculosos (1947), Servicio de Kinesiología (1950), Banco de Sangre (1965), Policlínico Adosado de Especialidades (1966), Servicio de Anatomía Patológica (1969) y Psiquiatría (1970), Centro de Diagnóstico y Tratamiento (2002). Así, se consolidó el campus que acoge al Complejo Asistencial Barros Luco Trudeau.

Como suele ocurrir en estos recintos, su diseño y construcción original consideraba la existencia de amplios jardines en su interior para el descanso y disfrute de los pacientes y funcionarios, espacios que, con el tiempo, fueron quedando en desuso o siendo relegados a bodegas. Es el caso del jardín aledaño a la Unidad de Hospitalización de Corta Estadía del Servicio de Psiquiatría, el cual, junto al centro asistencial, nos propusimos habilitar como Jardín Terapéutico y Sanador.

Hoy la primera etapa de este jardín ya se encuentra habilitada y beneficiará directamente a 370 pacientes, además de sus familiares y personal de salud. Se convierte en un área que favorece el desarrollo de habilidades sociales, la estructuración de rutinas terapéuticas, la introspección, el desarrollo del sentido de pertenencia y comunidad, y la conexión con la realidad, calmando la sensación de encierro, entre otros beneficios.

El proyecto fue cofinanciado por Fundación Cosmos, Spread y Fundación Los Cedros. Esta última donó la mayor parte de la infraestructura de 409 mts² que consideró -en su primera etapa- una serie de mejoras en áreas con naturaleza, estructura y accesos, buscando convertir el sector en un Jardín Sanador que hoy cuenta con zonas de contemplación e interactivas, lugares de descanso, espacios sombreados de terapia activa para rehabilitación de pacientes, sectores de trabajo y vida diaria con huertos en espiral y un Muro de la Memoria, para que los pacientes y familiares puedan dejar mensajes y expresar sus emociones.

La segunda fase, la cual pretende sumar otros 300 m² y será financiada por Codelpa -compañía a la que agrupa entre otras marcas a Ceresita-, considera la habilitación de áreas destinadas a terapias pasivas para la salud mental y dinámicas grupales para pacientes, además de estar habilitada para que los familiares puedan disminuir la ansiedad en momentos de incertidumbre. Sumado a esto, se instalarán áreas de esparcimiento para los funcionarios del Hospital Barros Luco, a fin de otorgar un respiro natural al personal de salud tras horas de intenso trabajo.

Menu