Colegio Trigales del Maipo

[ssba]

El Colegio Trigales del Maipo es uno de los proyectos educativos más recientes de Fundación Nocedal. El colegio -inaugurado el año 2018- recibe a niñas y niños de los niveles kínder, pre kínder y primero básico, pero el plan educacional contempla un crecimiento orgánico hacia los ciclos de básica y media.

El vínculo entre Fundación Cosmos y Fundación Nocedal, surge tras la invitación a participar del diseño del Plan Maestro de Áreas Naturales del Colegio PuenteMaipo, posteriormente, frente a distintas oportunidades de donación que surgieron, logramos concretar dos acciones al interior de esta nueva institución:

1. Zona de juegos: La donación de 28 toneladas de arena, utilizadas en la exhibición Algoritmos del Viento del artista Theo Jansen, se presentó como una gran oportunidad para reciclar un material de excelente calidad y -al mismo tiempo- desarrollar una zona de juegos al aire libre para las niñas del colegio. El proyecto contempló la vegetación preexistente del lugar, la que en un futuro otorgará zonas
de sombra sobre las áreas de juego en verano.

2. Plantación de especies vegetales: Gracias a la donación de especies vegetales y mano de obra de jardineros que realizó Fundación Lotus, logramos realizar la plantación de más de 100 agapantos y pittosporum tobira. Estos fueron plantados en el acceso principal del colegio, en pasillos exteriores, en el patio preescolar, y en el perímetro del patio principal, aportando con nuevos espacios verdes.

Seguido a esto, iniciamos un Plan Maestro de Áreas Naturales del Colegio Trigales del Maipo para asegurarnos de que las nuevas instalaciones faciliten efectivamente la conexión de la comunidad con la naturaleza. En la instancia, participó la comunidad escolar, y se logró recopilar información que nos llevó a definir tres pilares de trabajo:

1. Permitir que las áreas naturales del colegio sean la extensión del barrio, manifestado en espacios de reunión para los niños y sus familias, los que pueden ser quinchos, espacios de espiritualidad o espacios culturales. Además, se consideraron espacios que podrían impulsar la economía circular en las familias, como lo son las huertas comunitarias.

2. Permitir que el patio sea el tercer educador, para lo que se aplicó el principio del aula abierta como herramienta educativa, con el objetivo de desarrollo y estimulación neuromotor. En este sentido se propone una biblioteca al aire libre y el diseño de mobiliario y estructuras que permitan la interacción y resolución de tareas en equipo, por sobre las actividades individuales.

3. Y por último, forjar el sentido de pertenencia con la comunidad escolar, generando espacios y elementos identitarios, así como espacios para que puedan realizar diferentes actividades que se están transformando en tradiciones, según fue diagnosticado.

Estos tres principios guiaron el diseño arquitectónico, que concluyó en el plan maestro antes mencionado, que incluye proyectos específicos para cada área de este colegio. Actualmente estamos comenzando a ejecutar la primera etapa de este proyecto, que corresponde a 400m2 del patio de prebásica, los que son complementarios al patio que construimos anteriormente. En este patio, a través del juego, niños y niñas podrán estimular su desarrollo neuromotor, y otras habilidades como el trabajo en equipo y la colaboración.

Menu