09/julio/2020
Santuario de la Naturaleza Humedal Río Maipo entra en vigencia

Hoy se publicó en el Diario Oficial el decreto que crea el Santuario de la Naturaleza Humedal Río Maipo, con lo cual entra en vigencia la protección legal de este valioso ecosistema. Pasó un año desde que junto a la Municipalidad de Santo Domingo presentamos al Ministerio de Medio Ambiente el expediente con la solicitud de creación de este Santuario, y hoy estamos tremendamente felices de poder compartir esta noticia con ustedes. Pero junto con celebrar debemos enfocarnos en los desafíos que este hito conlleva para todos quienes, de una u otra forma, somos parte del territorio en el que está inserto este humedal.  Aquí los dejamos con algunas reflexiones al respecto.

Como sociedad global estamos viviendo un periodo de crisis ambiental, social y -ahora último- sanitaria y económica,  sin precedentes. En medio de este escenario, hoy celebramos una buena noticia: el Humedal del Río Maipo es un nuevo Santuario de la Naturaleza para la protección del patrimonio natural de Chile.

La declaración de un lugar como  Santuario de la Naturaleza  es un acto de profundo significado ya que es el propio Estado, a nombre de todos los ciudadanos, quien reconoce su valor y necesidad de cuidado y protección. Al mismo tiempo, es un gran desafío de conservación para todos los actores del territorio donde se ubica ese ecosistema.

En el caso del Santuario de la Naturaleza Humedal Río Maipo, se trata de un ecosistema urbano ubicado entre las ciudades de Llolleo y Santo Domingo, justo en el límite de esta comuna y su vecina San Antonio. Al ser un humedal costero se transforma, además, en la intersección de dos sistemas naturales de gran importancia: la zona costera de Chile central, altamente presionada por la urbanización, y el sistema conformado por la cuenca del río Maipo, la más habitada del país.

En este contexto la conservación del humedal plantea la necesidad de involucrar a los actores del territorio en un diálogo para definir, en el corto plazo,  acuerdos en torno a la urgente restauración de las características más deterioradas del ecosistema. En el largo plazo, en tanto, el  desafío es transformar al humedal en un agente de sostenibilidad del territorio, potenciando sus funciones ambientales.

La entrada en vigencia del Santuario de la Naturaleza es el resultado del esfuerzo continuo de muchos actores públicos y privados por proteger la biodiversidad del lugar, y el inicio de una nueva etapa en la que el compromiso de todos será clave para desarrollar sosteniblemente un territorio presionado por los efectos del cambio climático, el crecimiento urbano, la  expansión portuaria y la pérdida de biodiversidad. Por cierto, las amenazas que actualmente recaen sobre el humedal del río Maipo, la zona costera y la cuenca, determinan la urgencia de este diálogo y compromiso multisectorial para su protección.

Fundación Cosmos junto a los Municipios de Santo Domingo y San Antonio, y la comunidad local, seguiremos colaborando para velar por la restauración, regeneración y conservación de este valioso ecosistema que, desde hoy, es un nuevo Santuario de la Naturaleza.

Menu