07/mayo/2020
Libro “Humedales Urbanos, historia de una ley pionera y ciudadana de protección ambiental”

“Humedales Urbanos, historia de una ley pionera y ciudadana de protección ambiental”,  es el nombre del libro impulsado por el Senador Alfonso de Urresti y editado por el Senado,  que acaba de ser lanzado formalmente.

El libro repasa el camino que durante dos años siguió la Ley 21.202 sobre protección de humedales urbanos, hasta ser publicada enero de 2020.  Cuenta la historia, implicancias y  alcances de esta ley, e incluye un capítulo en el que diversos académicos y científicos exponen la importancia ecosistémica, cultural y socioambiental de los humedales, incluido su rol fundamental para combatir el cambio climático. Uno de los autores que escriben en ese capítulo es Diego Urrejola, director ejecutivo de Fundación Cosmos, refiriéndose a la importancia de la “Alianza Público Privada para la protección de los Humedales Urbanos: El caso del Humedal Río Maipo”.

En el escrito Urrejola da cuenta de las modalidades de protección que se han aplicado al Humedal Río Maipo desde el año 2002, cuando fue nombrado Parque Natural Municipal a través de un decreto alcaldicio, hasta hoy en día en que el Parque Humedal Río Maipo es administrado y gestionado por Fundación Cosmos, gracias al comodato que ambas instituciones acordaron en noviembre  de 2018. El texto destaca el uso innovador de instrumentos legales vigentes con el fin de proteger un ecosistema valioso, en este caso, un humedal, y el enorme aporte que significa contar con la ley de protección a aquellos humedales situados en el radio urbano.

“¿Por qué es importante una Ley de Protección de Humedales Urbanos para el Humedal del Río Maipo? porque nos entrega una herramienta que hoy no existe, y que permite el reconocimiento de este tipo de ecosistemas en áreas  urbanas de Chile; porque reconoce y potencia los servicios ambientales que los humedales prestan a las comunidades que los rodean, generando un cambio de paradigma en la forma de entender los territorios,  dando paso a una visión ecosistémica y generando soluciones basadas en la naturaleza; porque le entrega la facultad a los gobiernos locales de proponer la protección de aquellos humedales que sean relevantes para el desarrollo de sus comunas y de sus comunidades, relevando su rol de gestor del territorio y reconociendo su conocimiento de la realidad local; porque las comunidades organizadas tendrán en esta ley un espacio de trabajo con los municipios, con la academia y con las autoridades políticas del territorio, lo que permite que los distintos actores de la sociedad interactúen por el bien común”, dice Urrejola.

Descarga libro completo aquí

Menu