16/septiembre/2020
.

La comunidad hospitalaria del Hospital San Carlos de Maullín conoció esta tarde el resultado del diseño de los cuatro jardines sanadores que se pretenden implementar el interior del recinto. Entre mayo y agosto gran parte de esta comunidad había participado en las sesiones de diseño de estos espacios, proceso que luego fue complementado con el diseño técnico.

Anterior al diseño se había realizado un diagnóstico social, clínico y físico en el que también participó la comunidad, para definir las necesidades y requerimientos a aplicar en los jardines. Ese ejercicio de determinó, por ejemplo, la necesidad de contar con un espacio exterior natural apto para realizar terapias físicas y sicológicas que tuviera accesibilidad universal (porque más del 50% de los pacientes hospitalizados se moviliza en sillas de ruedas), y que tuviera espacios techados para ser usados aún cuando llueve o el sol es muy fuerte.

En general, los lineamientos para el diseño fueron:

Facilitar la introspección

-Desarrollar sentido de pertenencia y comunidad

-Promover accesibilidad universal y rehabilitación

-Generar continuidad y unidad entre los patios interiores formando un solo jardín.

-Responder al contexto climático

Además, como todo jardín sanador, estos debían contar con una variedad de especies vegetales tal, que entre todas aseguren el verdor y floración durante todo el año.

Área de descanso, relajación y terapia pasiva: contempla la habilitación de espacios para hacer talleres de huerto, una caída de agua (que hace referencia al nombre Maullín), y el aprovechamiento de la pendiente.

 

Área abierta a la comunidad y plaza de encuentro social: contempla la habilitación de un ágora de encuentro, un espacio de encuentro techado, instalación de juegos infantiles, y un estanque de retención.

 

Plano con distribución de los tres principales jardines sanadores y terapéuticos a construir. 

Menu