Naturaleza, plataforma para la Educación

Dentro de los desafíos que debiéramos plantearnos para que la Educación en Chile sea realmente de calidad y contribuya a la formación de personas íntegras, tolerantes, con un alto sentido de compañerismo y compromiso por el bienestar del Planeta, sin duda que la educación en la naturaleza debiera estar presente. Es ahí, en la naturaleza, que se da el escenario ideal para desarrollar las capacidades de trabajar colaborativamente, generar comunidad;  de desarrollar un liderazgo centrado en la Tierra, un pensamiento sistémico y crítico; y de fortalecer el respeto y valoración por la diversidad en todos sus ámbitos. Es en la naturaleza, además, donde se comprenden de mejor forma las relaciones e interconexiones existentes entre los sistemas naturales y sociales, y se entiende con mayor claridad la importancia de los factores socioculturales en el origen de los problemas ambientales.

No por nada la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) promovida por las Naciones Unidas y asumida como compromiso por el Gobierno de Chile el año 2004, destaca entre sus principios la importancia de educar al aire libre. No es casual, tampoco, que en muchos países desarrollados la tendencia de las escuelas sea pasar cada vez más horas afuera, en la naturaleza, jugando y observando sus detalles y procesos profundamente, para aprender matemáticas, lenguaje, ciencias, arte, etc.; para identificar y reflexionar sobre las huellas ecológicas que nuestro modelo de desarrollo ha dejado ahí, y para fortalecer valores y conductas tendientes a revertirlas.

Niños y niñas de hoy serán habitantes adultos mañana, en un mundo completamente diferente al que hoy conocemos, con desafíos que requerirán del desarrollo de habilidades y comportamientos distintos a los que hoy tenemos. Para ello, los sistemas educativos deben promover que niños y jóvenes tengan experiencias en la Naturaleza, con la Naturaleza; que se vinculen con ella desde lo cognitivo y emocional, y sean capaces de mirarla y entenderla de manera integral. No hay mejor sala de clases que la Naturaleza, porque en ella ocurre todo lo que debemos aprender.

Todos los detalles de las distintas actividades realizadas en torno al Seminario: Naturaleza, Plataforma para la Educación, podrás encontrarlos en nuestra sección de noticias o a la derecha de esta página del proyecto.

Menu