Parque Natural Cantalao Precordillera: Recuperación Infraestructura preexistente

A fines del año 2016, y luego de adjudicarnos el Fondo de Protección Ambiental (FPA) para desarrollar la infraestructura del  Centro de Educación Ambiental Parque Natural Cantalao Precordillera, comenzamos a trabajar en la exploración del área donde se emplaza el parque, lo que finalmente se volcó en el desarrollo del un Plan Maestro donde definimos las zonas a intervenir y las próximas etapas que debe contemplar el proyecto.

Si bien el Parque  hoy es administrado y gestionado por la Asociación de Municipalidades Parque Cordillera (APC) y cedido en comodato por el Comando de Bienestar del Ejercito (COB), previo a este acuerdo contó con el trabajo de muchas personas y organizaciones a lo largo de su historia y múltiples funcionamientos (ver informe Parque Natural Cantalao Precordillera: primera etapa).

Parque Natural Cantalao Precordillera comprende un área de 37,5 ha aproximadamente, actualmente se realizan algunas actividades más allá de sus límites, ocupando los faldeos del cerro La Cruz. Por lo tanto, el área seleccionada para establecer el Plan Maestro abarca 450 ha aprox.
El Plan Maestro se elaboró considerando que su objetivo es la Educación Ambiental, poniendo énfasis, por lo tanto, en su accesibilidad, flora de mayor interés, protección de lugares sensibles, y habilitación de espacios aptos para las actividades educativas.
La zonificación del área considerada en el Plan Maestro se hizo superponiendo cinco capas de información geográfica (SIG): topografía y pendientes; hidrología; tipos de cobertura vegetacional; exposición y asoleamiento; usos de la infraestructura, zonas de degradación y red de senderos.

La infraestructura del Centro de Educación Ambiental Parque Natural Cantalao Precordillera se ha desarrollado priorizando la reutilización y habilitación de las edificaciones preexistentes (caballerizas, polvorines y galpón), concentrando en ellas las unidades de administración, servicios, recepción y Educación Ambiental a desarrollarse en espacios interiores.

Recuperación de infraestructura preexistente

Caballerizas: la mayor intervención se realizó en las caballerizas, que pasaron a convertirse en la Administración y Centro de Visitantes del recinto, incluyendo la recepción, área de servicios, cabaña del guardaparque y hall de acceso. El Plan Maestro de esta estructura contempla la habilitación futura de más baños, una cafetería y un punto de ventas de artículos de difusión del Parque.

Galpón: la intervención en el galpón que está frente al Centro de Visitantes, consistió en el retiro de su revestimiento, para alivianar su presencia y dar transparencia a través de la estructura. Se cubrió la mitad del perímetro del galpón con un nuevo revestimiento a media altura, convirtiendo a este lugar en un área de encuentro bajo techo, ideal para la reunión de grupos. El perímetro de la estructura que quedó descubierta, se conecta con el Área de Cultivo y Reciclaje, e incluso puede ser usada como una extensión de esta área de trabajo.

Polvorines: ahora algunos de estos polvorines han sido habilitados como salas temáticas para realizar actividades audiovisuales, talleres, trabajos individuales y grupales; salas demostrativas y/o museos. El polvorín 1 se habilitó en esta etapa como Sala Multiuso, restaurando su estructura. Además de los trabajos al interior del primer polvorín, se intervino y mejoró el paisajismo de la plaza que está inmediatamente afuera de él, relevando su valor natural y cultural. Al centro de esta plaza se ubica un Rehue (o Rewe, en mapudungún), que es un tótem o altar sagrado de la cultura mapuche, instalado ahí por la organización Defensores del Bosque Chileno.

Se habilitó un mirador en la cubierta del polvorín 3, rescatando una de las intervenciones que en la década pasada hizo la organización Defensores del Bosque Chileno al desarrollar en Cantalao el primer Centro de Educación Ambiental y Formación Integral. Para su habilitación, se despejó su acceso, se pintó la estructura y se habilitó con bancas en madera.

Áreas abiertas

El anfiteatro natural: se emplaza en un área natural idónea para servir de escenario a múltiples actividades artísticas y culturales al aire libre, a la sombra de los quillayes y litres existentes.
Consta de una planta cuadrada bien definida en el centro, rodeada por cuatro laderas de pendientes regulares. El lugar está bien resguardado respecto del sendero principal, dándole privacidad para el desarrollo de actividades variadas.

La zona de merienda se emplaza detrás del Área de Cultivo y Reciclaje. Consiste en una zona con bosque de quillayes, bajo cuya sombra se dispondrán aleatoriamente las mesas de picnic. Se accede a la zona de merienda a través de una rampa natural.  Se suma a esto un vivero o invernadero, una huerta orgánica, un punto limpio y el centro de reciclaje. Complementario a esto, se mejoraron los senderos existentes actualmente, para adentrarse al bosque esclerófilo que destaca en esta zona.

Parque de desafíos:  primera fase del parque de desafíos contemplado en el Plan Maestro del  Parque Natural Cantalao Precordillera. Consiste en un área de cuerdas bajas que cuenta con 4 zonas de desafíos: estructura de equilibrio; red con inclinación para escalar; red impenetrable; circuito de aventura.

 

 

Ahora que el Parque ha sido entregado y ya se encuentra abierto a público, se  implementará un  plan de educación ambiental que estará a cargo de la Asociación Parque Cordillera, integrada por los municipios de la zona oriente emplazados en la precordillera santiaguina: Colina, Lo Barnechea, Las Condes, La Reina, Peñalolén, La Florida y San José de Maipo. La estrategia del plan estará dirigida principalmente a establecimientos educacionales certificados por el Sistema Nacional de Certificación Ambiental (SNCAE) del MMA. Esto significa que cerca de 700 alumnos podrán ingresar gratuitamente al año.

Menu