24/marzo/2017
Se inaugura primer patio de juego al aire libre en Colegio PuenteMaipo
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Lunes, 27 de marzo de 2017.- El viernes pasado se inauguró la primera área verde de juego y recreación del Colegio PuenteMaipo, ubicado en el sector Bajos de Mena de la comuna de Puente Alto.  Se trata de un espacio diseñado especialmente para que los niños puedan jugar e interactuar con la naturaleza, recibiendo los beneficios que ello conlleva.

El Colegio PuenteMaipo es un proyecto de la Fundación Nocedal –institución educacional sin fines de lucro que otorga educación de excelencia a niños y jóvenes de sectores vulnerables-, y fue inaugurado el año 2014 con el propósito de acoger a 850 niños y jóvenes de Bajos de Mena. Actualmente cuenta con 350 alumnos y una superficie de construida de 3.000 metros cuadrados aprox., que irán siendo complementadas con diversas áreas verdes. Una de ellas corresponde a este primer patio,  desarrollado a  través de una alianza de colaboración entre Fundación Nocedal, Fundación Cosmos y Colegio PuenteMaipo.

“Estamos muy contentos de poder entregarles a los niños un patio donde podrán jugar y conectarse con la naturaleza, lo que -como sabemos- trae múltiples beneficios síquicos y físicos. Agradecemos a Fundación Nocedal por haberos hecho esta invitación, y esperamos poder seguir trabajando juntos”, señaló Francisco Croxatto, arquitecto de Fundación Cosmos.

Este patio es parte del Plan Maestro de áreas verdes de Colegio PuenteMaipo que Fundación Cosmos está diseñando para facilitar la conexión con la naturaleza de toda esta comunidad escolar, y que contemplará la creación de áreas aptas para jugar al aire libre; de sectores con sombra para estar, descansar o comer la colación; de áreas verdes en exteriores del colegio; quinchos para ser usados los fines de semana, y áreas familiares espaciosas. De esta forma, las áreas verdes del Colegio PuenteMaipo serán un pulmón verde para la comuna y un espacio de vital importancia para el encuentro de los alumnos, sus familias y funcionarios de este establecimiento.

En Bajos de Mena habitan 120.000 personas aproximadamente, en una superficie de sólo 600 hectáreas.  Es una zona de gran complejidad dada su alta densidad poblacional, nivel de pobreza de sus habitantes, bajo o nulo acceso a servicios básicos, y altos índices de delincuencia y drogadicción. Además, cuentan con una mínima cobertura de áreas verdes de calidad para el esparcimiento y convivencia de la comunidad.

Cabe destacar que las áreas verdes son elementos claves para mantener una buena calidad de vida en las ciudades y favorecer el bienestar de las personas. El contacto con la naturaleza ayuda a reducir el estrés; fomenta la recreación; la reflexión y la sensación de libertad. Además, pueden ser espacios óptimos para desarrollar proyectos de educación ambiental, permitiendo a niños y adultos integrar nuevos conocimientos en torno a la biodiversidad de un determinado lugar, generando mayor valoración y conciencia sobre nuestro medio ambiente.

Menu