29/agosto/2017
Protección del Humedal Río Maipo
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Está claro que los atributos naturales y las funciones ecológicas y sociales que cumple un humedal costero como el del río Maipo -sumado a las amenazas a las que está expuesto- ameritan su protección í­ntegra bajo una figura legal. Ello, sin embargo, requiere del compromiso y accionar de la comunidad local y otros actores vinculados al territorio, que complementen y refuercen el trabajo que la Municipalidad hace en este lugar.


El Humedal Río Maipo es un ecosistema de gran fragilidad e importancia ecológica; hogar de más de 132 especies de aves. Es por ello que el año 2002 la Municipalidad de Santo Domingo creó el Parque de la Naturaleza del Humedal Rí­o Maipo, buscando la protección de una porción del humedal, además de la difusión de su existencia e importancia biológica. El esfuerzo de protección de este municipio ha sido progresivo, y desde el año 2014 cuenta con el apoyo de Fundación Cosmos para fortalecer la infraestructura del parque, crear un cuerpo de guardaparques, desarrollar planes de gestión y apoyar la difusión del humedal, entre otras acciones.  Sin embargo, el Humedal Río Maipo no cuenta con protección legal, porque el Parque de la Naturaleza sólo otorga resguardo local y parcial a un área de este ecosistema, y no constituye una figura legal vinculante. Tampoco lo es el hecho que el humedal haya sido declarado -el año 2015- sitio de importancia dentro de Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP).

Está claro que los atributos naturales y las funciones ecológicas y sociales que cumple un humedal costero como el del río Maipo -sumado a las amenazas a las que está expuesto- ameritan su protección í­ntegra bajo una figura legal. Ello, sin embargo, requiere del compromiso y accionar de la comunidad local y otros actores vinculados al territorio, que complementen y refuercen el trabajo que la Municipalidad hace en este lugar.

La declaración del Humedal Rí­o Maipo como sitio RAMSAR y/o Santuario de la Naturaleza, otorgaría herramientas legales para gestionar efectivamente su protección y consecuente conservación. Sólo así podremos hacer frente a los nuevos desafí­os que nos dejan los fenómenos naturales extraordinarios como las grandes marejadas que han afectado a este humedal, con consecuencias como el exceso de basura y desechos arrastrados por las marejadas.

Menu